martes, 7 de febrero de 2012

LLEGAN LAS BODAS "LOW COST"

"El matrimonio es una institución jurídica con relevancia social. No un contrato entre dos personas o un mero trámite".

Me apropio del titular de un artículo que he leído ayer en un periódico.  Este artículo trae su causa en el anuncio que ha hecho el Ministro de Justicia Sr. Ruiz Gallardón, sobre el trámite una nueva Ley de Mediación y de Jurisdicción Voluntaria que, entre otras cosas, podría permitir que los Notarios celebren matrimonios civiles.

A mi juicio se trata de un titular muy  desafortunado. Pero aun mas desafortunadas son las declaraciones que se recogen en el de algunos Notarios, porque entre otras cosas, está trivializando algo tan serio como debe de ser la institución del matrimonio. 

Se dice en el artículo que los Notarios están encantados con poder casar. Pues claro que lo están. Cómo no van a estar encantados si esto puede ayudar muy mucho a mejorar sus maltrechas economías, enormemente perjudicadas por la crisis del ladrillo que les ha quitado un montón de trabajo derivado de todas las escrituras de compraventa de inmuebles y de escrituras hipotecarias.

No me parece de recibo es que un notario diga que está encantado, que eso de las bodas es muy divertido, pero que lo que no va a hacer es poner capillas ni bandas de música. O que otro diga que por qué no van a casar si  el matrimonio es un contrato entre dos personas. O que se ha perdido toda la parafernalia y que se trata de un mero trámite. Otro Notario dice que por qué no si en otros Países como Cuba , ya casan los Notarios. El coste va a ser mínimo (unos 30€), eso sí, no habrá ceremonia.

Vamos a ver, tratemos de dejar las cosas claras: Es cierto que el matrimonio en algún modo es un contrato entre dos personas, pero en modo alguno es un mero trámite. El matrimonio es una institución juridica con relevancia social.  En nuestro ordenamiento jurídico y mas concretamente en el artículo 44 y siguientes de nuestro Código Civil, se regula tanto el matrimonio civil como el matrimonio en forma religiosa. Los funcionarios competentes para celebrar el matrimonio (el Juez encargado del Registro Civil, el Alcalde del Municipio, el Concejal en quien este delegue, o el funcionario diplomático o consular de los registros civiles en el extranjero), realizan su función de modo gratuíto, no cobran ningún tipo de arancel o tasa, y además de todo esto, como son conscientes de que el matrimonio es una institución con relevancia social, evitan que esto sea un mero trámite y dan al acto solemnidad, local adecuado para el evento, protocolo y ceremonial.  

Así que, Señores Notarios, con todo respeto, no digan Vdes. que se trata de un mero trámite, porque saben perfectamente que no lo es. No digan que lo harán por el módico precio de 30€, cuando saben perfectamente que los  Funcionarios facultados lo hacen gratis y además con una ceremonia digna. No digan tampoco que con esto ayudan a desatascar los Juzgados porque quieran o no quieran, las actas que Vdes. levanten de un matrimonio, tendrán que llevarlas al Registro Civil correspondiente para que allí sean inscritas.

Sean claros: No anden con rodeos. Digan simplemente que esto de celebrar matrimonios a Vdes. les interesa porque les viene muy bien económicamente, pero nunca, porque no se lo acepto, que esto de las bodas es un mero trámite.


8 comentarios:

  1. 1º La naturaleza jurídica del matrimonio es discutida, aceptándose que como "acto" es un contrato y como "estado" es una institución.
    2º En cualquier caso, su celebración se ajusta a unos requisitos tipificados por la ley (capacidad, consentimiento, inexistencia de impedimentos), requiere de una forma solemne y pública (de ahí la intervención de funcionario autorizado y testigos) etc. A sensu contrario está usted queriendo decir que en las notarías no se formalizan los negocios jurídicos con la comprobación de todos los requisitos legales y con la debida solemnidad? Porque entonces es que no ha pisado una notaría. Está usted poniendo en duda lo que hacen los 3000 notarios de España todos los días del año a lo largo de los cientos de miles contratos civiles y mercantiles, por cierto, entre personas naturales o jurídicas o públicas y nacionales o EXTRANJERAS, controlar la capacidad de los otorgantes, juicio de capacidad, prestación de libre e informado consentimiento, redacción del documento con arreglo a la ley y otras obligaciones legales, como fiscales, blanqueo de capitales... (con repercusiones personales y patrimoniales en algunos casos más importantes que las que conlleva el propio matrimonio, piénsese, en hipotecas, urbanizaciones, constitución de sociedades, fusiones..), y por supuesto negocios que afectan a menores como emancipaciones, enajenaciones de inmuebles de que son titulares, particiones hereditarias en las que concurren como herederos, reconocimientos de hijos etc. No encuentro dónde está la privatización (pues el notario es un funcionario público del Estado) ni la banalización del acto, parece mentira que aceptemos que case el concejal de deportes y no el dador de fe pública del Estado, curioso.
    Por cierto, los 3000 notarios están telemáticamente conectados a una red única en todo el Estado con firma electrónica reconocida desde el 2000 (los primeros) y están conectados a las administraciones públicas, catastro, hacienda.. también a los registros públicos, civil, propiedad, mercantil.. Así que la remisión del certificado es telemática y segura con ahorro (nuevamente) de costes y tiempo para el ciudadano.
    3º Coste. El gratis total obedece a una ideología socialista-marxista pues en el matrimonio civil cobra el juez, el secretario, auxiliares, oficiales, material, oficinas, ah! procuradores y la "libertad de minuta" (o cobro lo que me dé la gana) del abogado; montándose (impuestos a parte) una separación o divorcio de mutuo acuerdo entre 700-3000€ y los contenciosos 4000-6000€. En cuanto a las bodas, además de lo dicho, algunas alcaldías cobran suplemento (uso de salones etc)a lo que hay que añadir el retraso temporal en las fechas.
    Respecto a los notarios, el Estado tiene la obligación legal (Disposición Adicional 3ª Ley Tasas y Precios Públicos)de mantener el coste de la oficina pública notarial y de la adecuada retribución del notario, el método empleado a mi personalmente me es indiferente; sea con una asignación con cargo a los Presupuestos (un 0,2 PIB pues hay 3000 notarios, 17000 empleados material, oficinas etc, con la consiguiente subida de impuestos); sea actualizando el arancel (desde 1989, no actualizado en 22 años con respecto al IPC y con 62 reducciones); sea atribuyendo nuevas competencias que como funcionarios públicos puedan acometer. En cualquier caso, el arancel será simbólico como documento sin cuantía en las bodas y en las separaciones y divorcios creo que andará entre 200-400€.
    4º En definitiva, se trata de dar una opción, más rápida y barata, a la que acogerse voluntariamente. Quien quiera seguir optando por la vía judicial lo podrá hacer. Pero habría que recordar que en los casos en que ya existe esta doble vía (notarial y judicial), que los hay, como por ejemplo declaraciones de herederos abintestato o poderes para pleitos, el 99% utilizan la vía notarial, por qué será...? Saludos

    ResponderEliminar
  2. Respuesta a Muccius: En cuanto al punto primero nada que objetar porque es lo mismo que yo digo en mi post.
    En cuanto al segundo: Sé perfectamente qué es una notaría y para nada me cuestiono las funciones y el rigor con las que las realizan los Notarios. Y es precisamente por ese rigor notarial, por lo que critico que algunos de esos notarios, en un periódico, traten de trivializar la solemnidad que requiere la institución del matrimonio.
    En cuanto al costo: De los 30€ que se dice en el artículo periodístico, a los 200/400 de los que habla Vd. va un trecho.
    Respecto al cuarto punto: Es cierto que puede ser una opción rápida, pero de barato no tiene nada de nada.Sé perfectamente que para casarse, la opción de recurrir a un Notario es libre, pero al menos, desde mi punto de vista, prefiero que me case un Juez investido con tu toga y con la solemnidad propia de los Tribunales, o incluso un alcalde en el salón de plenos del Ayuntamiento, ya que en ambos casos, además de ser gratis, tengo la posibilidad de que a la ceremonia de la boda acudan muchos familiares, invitados, etc. algo que mucho me temo, no es posible en el despacho o en la Sala de Juntas de un Notario, que es donde suelen actuar.

    ResponderEliminar
  3. Vamos a ver, hay que diferenciar:
    - Boda; los notarios consta que no lo han pedido ni a éste ni a ningún otro gobierno. En cualquier caso, obedece a la estructura de nuestro sistema jurídico, es cuanto menos sorprendente que pueda oficiar una boda el concejal de deportes y no el dador de fe del Estado, parecería que los alcaldes llevan toda la vida oficiando matrimonios y tal posibilidad se introdujo tras la reforma a nuestro Código Civil por Ley 23-Diciembre-1994; mientras que los notarios ya en algún momento histórico autorizaron matrimonios. Pero repito, no es una medida que responda a "peticiones notariales"; pues efectivamente es mayor la pérdida de tiempo y recursos a cuenta del bolsillo del notario que el "beneficio" que ello reportaría. Seguramente se trataría de un documento sin cuantía, 30€ más remisiones al Registro Civil y demás, poco en cualquier caso y casi siempre inferior al del ayuntamiento. En definitiva; ventajas, flexibilidad de horarios, el matrimonio no tiene por qué celebrarse en la notaría (colegios notariales, por cierto, la mayoría bastante más bonitos que los juzgados aunque será cuestión de gustos), rapidez en el cumplimiento de los trámites y coste más barato que casarse en el ayuntamiento. Inconveniente; pago de precio simbólico por quien utilice el servicio, que fijado por el gobierno, no creo que sea impeditivo para contraer matrimonio, como ocurre con otros "documentos sociales" como el testamento o capitulaciones matrimoniales que vienen costando desde 1989 40€. Respecto al juzgado, repito de nuevo el "gratis total" no existe, cada vez que una pareja se casa por el juzgado todo el proceso, expediente matrimonial y demás se hace a costa del bolsillo de todos, de manera que si tales actuaciones se sustraen del ámbito judicial es obvio que quedarán mayores recursos para redirigir los esfuerzos a otros casos más urgentes del ámbito familiar, violencias domésticas, incumplimientos de pensiones etc. Además, en fin, que la sanidad también es pública y ello no impide que se tengan seguros privados. Respecto al comentario de los notarios, se refiere a que el acto es simple jurídicamente, a que todos los días en la notaría se formalizan negocios mucho más complejos jurídicamente con implicaciones personales y patrimoniales.
    - Separaciones y divorcios; aquí el tema es más claro, si hoy dura el proceso unos 6 meses y cuesta entre 1000-3000€, que pase a 1 ó 2 semanas a 200-400€ (aunque todavía no se sabe), el beneficio es evidente para el consumidor. En cualquier caso, en ambos supuestos es una posibilidad a la que se puede acoger uno voluntariamente.
    Por último, la medida hay que valorarla dentro de la totalidad de la ley de jurisdicción voluntaria, no estamos hablando ya sólo de separaciones y divorcios, hay multitud de expedientes que están en los juzgados en los que no hay "litis" (contienda) como expedientes de dominio, consignaciones, depósitos, fijación de plazo para obligaciones etc, y todo ello es lo que se va a desjudicializar encomendándose a notarios y otros operadores públicos como registradores. Todo ello sí que descargará entre un 10-15% los tribunales, que ya es.
    Un saludo y esperemos al texto de la ley!

    ResponderEliminar
  4. Tratando de cerrar el debate, quiero dejar claro a muccius, que no cuestiono lo que dice. Lo que cuestiono, porque no me ha gustado nada, es que algún Notario, haga manifestaciones relativas a que las bodas son un mero trámite y otras perlitas mas.
    Con mi post lo que pretendo sostener es que un matrimonio no es un mero trámite, ya que se trata de una institución jurídica, o un contrato si se quiere, con gran relevancia social. Por tanto no es bueno trivializar como se hace en el artículo periodístico.

    ResponderEliminar
  5. D.Guillermo: He leído el artículo al que Vd. se refiere de La Nueva España y no tengo mas que decirle que estoy totalmente de acuerdo con su opinión.
    Después ha entrado en un debate legal con otro señor, en el que yo no entro porque no soy jurídico,pero creo que ese debate no procede, porque lo que está cuestionando es si lo que han dicho esos notarios a un periodista tiene rigor o no lo tiene. Personalmente creo que han sido absolutamente superficiales y sus comentarios los tacho de "triviales" e inoportunos. Critico que tilden a algo tan serio como es el matrimonio, de mero trámite, de que les parece divertido, de que tambien en Cuba casan. Por favor, notarios, sean mas respetuosos con el Matrimonio que esto es algo muy serio y trascendente, que no es como una escritura para comprar o vender una plaza de garaje.
    Carlos Suárez
    Carlos Suárez

    ResponderEliminar
  6. La institución matrimonial es algo muy serio y relevante. No me cuestiono que un Notario, como fedatario público que es, una Ley pueda ortorgarles facultades para celebrarlo.

    Lo que me duele es que, para tratar de justirficar el que ellos puedan celebrar bodas, algunos Notarios, en un periodico, vayan con argumentos tan superficiales y que a mi me ponen los pelos de punta. Me importa muy poco lo que hagan en Cuba, me importa muy poco a qué Notario o a qué funcionario del Estado o a que cura voy a ir para casarme.
    Pero lo que en modo alguno voy a admirtir es que un Notario me diga que el matrimonio se reduce a un mero trámite, o que es muy divertido eso de casar a una pareja de homosexuales, o que mira tu, hasta igual me animo y después de firmar el acta regalo una botella de champán a los casados.
    Por favor, que el matrimonio es algo muy sagrado, que no puede limitarse a aquí te pillo aquí te mato, que ni de lejos es un puro trámite. Que no.... que no es eso.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Por lo que según parece han dicho algunos notarios, voy a tener que empezar a dudar de la seriedad con la que ejercen su profesión estos señores.

    ResponderEliminar