martes, 10 de diciembre de 2013

VEN A OVIEDO Y SAL SI PUEDES, SIN MULTA.

Está mas que claro. La prioridad del Ayuntamiento de Oviedo no es sancionar a los conductores para velar por la seguridad del tráfico o para facilitar la movilidad. La prioridad es incrementar la recaudación por multas de tráfico, para equilibrar sus maltrechos presupuestos. Y si yo estoy equivocado, que alguien me explique por qué se pasa de 3 millones de euros previstos en los presupuestos del 2011 a 4,1 millones en el 2013 y a 6 millones en los presupuestos previstos para 2014. Ni mas ni menos que se prevé incrementar el presupuesto en un 43% con relación al ejercicio pasado y un escalofriante 100% con relación al ejercicio 2011.
 
Y si pese a esos datos económicos sigo estando equivocado, que alguien me explique por qué en la  autopista Y , tanto en el sentido de entrada como de salida de la ciudad, donde hace escaso tiempo se circulaba a una velocidad genérica de 120 km/h, ahora se ha reducido la velocidad a 50 km/h (igual que si se tratara de una vía urbana) y se instala un radar para capturar fácilmente al peligroso infractor.
 
O que se me explique por qué se están instalando cámaras en semáforos que se activan inmediatamente a la puesta del semáforo en rojo para capturar al infractor, sin aplicar ni el mas mínimo margen de tolerancia que prevé la legislación que regula la metrología de los aparatos de medición. El Ayuntamiento sabe perfectamente que en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo este tipo de sanciones serían declaradas todas nulas de pleno derecho, pero como también sabe que el conductor sancionado, si recurre al juzgado, además de quedar privado de la reducción del 50% de la sanción, tendrá que pagar a un abogado y además de ello pagar unas tasas judiciales que superarán el importe de la sanción, adelante con los faroles y a recaudar, que de eso se trata.
 
O que se me explique por qué el Defensor del Pueblo está investigando sobre la legalidad de las multas de tráfico en las calles peatonales, al no haber ninguna ordenanza o decreto municipal que las regule. Pese a eso, el Ayuntamiento sigue recaudando cada día mas, porque de eso se trata.
 
El Ayuntamiento de Oviedo ya no tiene suficiente con recaudar mas de 11 millones de euros con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, y con los 3,5 millones de estacionamiento en las zonas azules o con los 1,6 millones de tasas de retirada de vehículos con la grúa. Necesita recaudar mas y qué cosa mas fácil que instalar rádares y cámaras para pillar al conductor. No se necesitan Policías Locales que vigilen. Basta con estos equipos y con un sistema informático que de modo automático inicia la instrucción del expediente sancionador. Y como además esto es un mero trámite administrativo que realiza una empresa externa llamada Auxiliar de Recaudación S.L. la cosa es sencilla.
 
Así que. amigo conductor, cuídate en el 2014 y no te pases ni un pelo, que te puede  costar muy caro.
 
 
 
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada